sábado, noviembre 19, 2005

He vuelto a oir

Sí, después de cerca de cinco días de estar medio sorda porque el oído izquierdo lo tenía tapado, hoy he vuelto a oir.

Me metía el dedo en el oído para rascármelo, me eché agua como cuando sales de la alberca, mastiqué chicle y nada. Hoy por la mañana cuando venía al trabajo que bostezo y se escuchó un sonido cómo cuando destapas un frasco de gerber y otras vez, con mis cinco sentidos completos.

El motivo de mi sordera fue un pinche virus que llevó la señora que le ayuda a mi mamá a la casa. Primero se enfermó Abril, luego Panchita, luego mi cachorro y luego yo. Creo que ahorita están cayendo otros dos sobrinos y aquí un compañero de trabajo.

Por cierto, estoy muy a gusto en mi nueva chamba. Mi jefa está muy contenta con mi trabajo, y sobre todo, no descuido a mi chavito. No tengo que soportar los gritos de un Jefe que no sabe ni un ápice de MKT y que cualquier pendejo (a) puede venir a impresionar. Con gritos, no me refiero a esos demaltrato, para nada, sino que el fulano no sé porqué extraña razón no habla, grita. Ahí que lo soporte la mustia egresada del Tec de Monterrey con un año de experiencia en ventas y que cree que el manejo excesivo de tecnicismos en el vocabulario, es directamente proporcional al conocimiento y experiencia. By the way, por ahí me enteré de que la fulana está medio tapada, que le cambiaron la computadora (mira lo que ella logró en cinco meses y que yo no pude lograr en casi cuatro años, lo que es el poder de un par de tetas grandes) y que le dijo al de sistemas "¿Me vas a cambiar la dirección de E-mail? para avisarle a mis contactos." Pobre Serge, mi buen amigo de sistemas. No me hubiera gustado estar en su lugar, con ganas de soltar una sonora carcajada pero teniendo que contener cualquier manifestación de risa. Tengo confianza de que algún día, tal vez lejano, tal vez cercano, el fulano que está a cargo del departamento, se dará cuenta de que se equivocó, bad decission.

Aquí les dejo unas de las fotos más recientes de mi cachorro, quién hace apenas tres días cumplió cinco meses ya de alegrarme la vida, de mostrarme una faceta desconocida de mí y sobre todo, de darme la dicha de ser madre y ver lo mejor de mí y de mi Pollo juntos en una bolita de carne de 67 cm. y 8 kg. Nótese que para poder captar su sonrisa es necesario tomarle la foto de lado, porque de frente de inmediato se pone serio.

Una pequeña muestra del resultado de hacer las cosas con amor.



Por cierto, mi Pollo cumple años mañana 20 de noviembre. Le voy a dar su regalote y su felicitación muy, muy, pero muy personal. De todos modos lo quiero felicitar y mandarle un besote y un abrazote, de parte de su señora y su nene.

¿A poco no es igualito al Pollo?

3 comentarios:

Pancha dijo...

Pues que bueno que ya vas de salida en eso del virus mutante, yo voy de entrada pero que mas da, Felicitame a mi tio Pollo y besos pa ti y mi gordo hermoso...

Guendi dijo...

Nombre! Que cosa tan bella! Bien hecho.:P ya lo queiro conocer!

De lo de tu work, que beuno que estas agusto, y que bueno que te puedes enterar de lso comentarios cabeza-hueca de tu sucesora.. jaja, nada como la venganza sarcastica en la discrecion de tu cubículo :D

Fairywindy dijo...

Felicidades múltiples!!
1.- porque ya puedes oir,
2.- porque tu Peque esta precioso,
3.- porque tu Peque se repuso del mentado virus,
4.- porque estas agusto en tu trabajo,
5.- y para Pollo por su cumpleaños, aunque vaya retrasada la felicitación.
Besos y un abrazote con todo cariño