lunes, diciembre 05, 2005

Unas orejeras ¡¡¡plis!!!

No tengo frio, lo que pasa es que desde hace aproximadamente una hora que llegó la señora de la limpieza aquí a la oficina. La señora tiene la peculiaridad de estar, hable, hable, hable, y hable. Yo le contesto con cortantes "Sí" o "No" según sea el caso, pero mi estrategia de ser poco receptiva creo que no funciona. Sigue hable, hable, hable y hable.

Lo peor del caso es que es de las personas que te empieza a hablar mal de los ausentes, para ver si le sigues la corriente y así sacarles la garra. Digo, yo suelo hacer recorte de personal sobre gente que conozco, o cuando menos, que me ha dado motivo para ello, pero hasta el momento mis compañeros de trabajo no me han proporcionado material para destrozarlos.

Ejemplo...

Señora Platicona: Anita ¿no le dejaron material de limpieza?
La Rana: No.
SP: ¿No le dejó Chelita ni Pinol ni Cloro?
LR: No.
SP: Hace cómo un mes que se lo pedí y no me lo han podido comprar.
LR: (No responde mientras finge que habla por teléfono)
SP: No me dejan nada, pero eso sí, Blanca quiere que esté todo bien limpiecito.
LR: (Tampoco responde, ahora finge que está escribiendo un recado en un cuaderno)

La Señora Platicona se mete a una de las oficinas a los pocos instantes sale diciendo

SP: ¡Huele a ratón!
LR: ¿A qué?
SP: Que huele a ratón.
LR: (pensando ¿a qué chingados huele un ratón?) Ah ¿Dónde?
SP: Aquí en la oficina, en todos lados.
LR: Ah. Es que ahorita ando medio resfriada.

Veinte minutos más tarde...

SP: Ni parece que trapié, ni se levanta bien el polvo. Así no se puede limpiar ¿no huele feo el trapeador?
LR: No.
SP: Oiga, usted es la primera que llega en la mañana ¿verdad?
LR: Si.
SP: Me puede hacer favor de sacar el miércoles la basura, es que yo llego tarde y no alcanzo al camión. ¿Si puede mi niña?
LR: Si.
SP: Es que le dije a Chelita, pero no me hace caso. Chelita y la carabina de Ambrosio. Mi Ricardito, ese sí me hacía favor.

Sólo se escucha el sonido del teclado de la computadora.

Se aceptan sugerencias sobre estrategias más efectivas para que ya no esté hablándome mientras trabajo.

La Boda

Cómo ya la Beba y la Shelle detallan en sus respectivos blogs, el sábado pasado se nos casó La Flaka. Estuvo chida la pachanga, muy chida. Yo no fui a misa, aunque era mi intención acudir me fue imposible. Pero eso sí, al bailongo no podía faltar. Perdí la práctica del baile. Mi Pollo y yo bailamos despues de casi un año que no lo hacíamos (bailar, lo otro sí lo hemos hecho, bueno no entro en detalles). Luego de aquel lamentable incidente en la posada de mi extrabajo dónde me caí cómo el "Condorito", quedé un poco traumada y mejor ya no me animé a darle al taconazo ya que tenía que cuidar a mi cachorro que entonces estaba en la panza.

Vi a buenas amigas, porque los amigos brillaron por su ausencia. Me dio gusto ver a la Flaka y a su flamante marido tan contentos. El grupo que amenizó, arma buen ambiente y traen unos animadores que bailan increíblemente bien, por eso están tan delgados. Se me hace que voy a entrar a bailar a un grupo a ver si así logro bajar la panzota que me quedó. Me encantaron también los tulipanes, yo quería tulipanes en mi boda pero además de ser muy caros, son delicaditos so, ni modo. Todo estuvo súper chido, tanto que al buen Fefé y a mi Pollo, casi los sacamos a empujones la Beba y yo porque estaban en el chal a gusto, claro, pláticas de hombres... sobre Alejandro, Darío y Jesús.

Muy bonito todo, nos tomamos hartas fotos, hay una "candid pic" muy buena de Pollo y mia, te la encargo Shelle.

Bueno, lástima los que no fueron porque en realidad se la perdieron. Nos divertimos harto.

5 comentarios:

Ministry of Silly Walks dijo...

JA! Darío también dice que las cosas huelen a ratón.

Guendi dijo...

Yo si quería ir al pachangón :(

Guendi dijo...

Yo si quería ir al pachangón :(

Pancha dijo...

Aqui en mi oficce el señor que limpia tambien sufre de diarrea verbal, lo peor de todo es que habla como Samy (tu sabes el de no manches que antes salia en el calabozo)o sea cada que abre la boca todos nos quedamos con cara de "QUE DIJO!!???" asi que te comprendo....si encuentras solución compartela plis

webita dijo...

aashhhh asi tengo un compañero de trabajo tambien... un buen día dejó de chingar el alma, cuando en medio de su verborrea volteé con la cara más seria y desquiciada que pude y le dije en un tono un tanto pesadón:
-Luisito, tengo muchísimo trabajo (si como no), así que le pido de favor que no me interrumpa y disculpe si le doy la espalda pero estoy muy ocupada, ahorita no puedo platicar...

y eso no es una grosería, pero es una raya bastante clarita, digo yo... no? a mi me funcionó!