miércoles, noviembre 12, 2014

Para variarle un poco.

Entre tanta efervescencia, coraje, animosidad sobre los tristemente conocidos acontecimientos de los normalistas de Ayotzinapa, ya sean estas emociones auténticas de aquellos que siempre muestran su compromiso con las causas sociales, u oportunista de esos que creen que son requetebuenos ciudadanos por que publican en sus muros de facebook enlaces de Carmen Aristégui referentes a la casa de la Gaviota y el Presidente pero que igual dan mordida, tiran basura y se roban la señal del wifi del vecino, esto es una bocanada de aire fresco.

Amo a Eldeforma.com...

2 comentarios:

Ministry of Silly Walks dijo...

Contra este crimen y los tantos que tenemos padeciendo, se requiere la solidaridad de todos, incluso de aquellos que no consideramos ciudadanos «ejemplares». Porque hasta a la gente como yo que se ha pasado altos y tiene deudas con el fisco, un crimen así nos ha removido. Es imposible no sentirse dolido, indignado, con rabia o al menos sorprendido o asustado por la magnitud de todo esto. Creo que ni el ser más duro ni el estafador más vil, podrían no sentirse tocados.
Yo aplaudo las voces, de quien sea, porque se necesita ruido, hacer más ruido.

Ana María Sánchez Pacheco dijo...

Y a quién no ha conmovido? ¿Quién no se ha indignado? Mi punto es sí exijamos, manifestemos nuestro coraje pero también seamos honestos, no nos robemos el wifi del vecino, promovamos el consumo nacional en lugar de irnos a gastar el aguinaldo y el fondo de ahorro con los gringos, demostremos verdadero amor por nuestro país... SEAMOS COHERENTES si lo hacemos, nuestro México en algún momento tendrá que cambiar. Yo aplaudo que se levante la voz pero más, que esa voz sea de ciudadanos que no tengan una doble mora y si no lo somos, empezar de una vez. Aunque suene cursi... El cambio está en nosotros. Mi punto.