lunes, marzo 28, 2005

De nuevo...aquí

Así es mis queridos lectores, estuve una semanota de vacaciones en mi casa que es la suya (su casa, no se las estoy mentando). La verdad me dio un poco de tristeza tener que regresar a trabajar, y no por floja. Cualquier ama de casa respaldará mi afirmación de que el trabajo en casa nunca se acaba, terminas de limpiar y no falta que encuentres un rinconcito un poco sucio, ropa desacomodada, un juego de sábanas que no habías lavado, un patio desaliñado por causa de la perra, una alacena revuelta, etc. Desde que me casé no había tenido oportunidad de disfrutar de mi casa tanto cómo lo hice la semana anterior. Para quienes no lo saben, al día siguiente de que llegué de mi luna de miel se accidentó mi único cuñado y además, mi gran amigo y falleció. Mi suegra es viuda así que antes de que yo lo pensara tuve que cumplir el juramento de estar con mi marido en lo próspero y en lo adverso, mismo que una semana antes había hecho en el altar. Vivimos un año en casa de mi suegra, no podíamos dejarla sola en un trance cómo ese porque yo tenía un compromiso con mi Pollo, con mi suegra y con Luis, un chavo que era parte de mi vida no por ser mi cuñado, sino porque conmigo siempre fue cómo un hermano menor. Pero esa es otra historia que platicaré en otro post.

El caso es que nos cambiamos exactamente un mes antes de cumplir un año de casados y en diciembre tomé unas vacaciones, mismas que trajeron intenso trabajo ya que en tres días colocaron el piso de mi casa. ¡Estaba hecho un desastre! Todo amontonado en una de las recámaras y yo sentada viendo cómo los trabajadores levantaban la loseta vinílica y ponían uno a uno los cuadros de cerámica. No pude ver la tele y las únicas voces que escuchaba eran la de los instaladores platicando acerca de las aventuras de un tal Trucutrú. El 31 de diciembre llegó con una casa completamente en desorden y una rana embarazada en estado de shock y más cansada que cómo empezó sus vacaciones decembrinas.

Mi jefe se acopló y me dijo que tomara los dos días hábiles que tenía la semana anterior y disfruté de lo lindo mi estado de ama de casa. Aunque soy una mujer activa francamente preferiría quedarme en casita, pero por desgracia el $$$$ hace falta y hay que "ponerle al camello". Si, ya sé que para qué estudie pero no me importa, me gustaría un buen día dedicarme únicamente a mi casa. La verdad, no me molestaría en lo más mínimo. Igual y me convierto en una Martha Stewart y creo una industria doméstica que produzca millones de dólares en utilidades al año.

Con profunda resignación tuve que mentalizarme desde ayer a reincorporarme a mis labores, y creo que hubiera dormido bien de no ser por una aguda molestia en la garganta y un severo dolor de cabeza que no me permitió descansar. Hoy por la mañana tuve un reprise de mis achaques de embarazo y vomité, me supongo que la torta que me comí ayer me hizo daño.

Aqui estoy nuevamente, medio dormida extrañando mi faceta de ama de casa, pero feliz porque voy a estar al pendiente de los blogs de mis amigos, y cuando menos así me podré enterar de sus vidas.

Saludos!

6 comentarios:

Guendi dijo...

Yo soy de las tuyas, Rana. Cuando yo decia que yo queria ser ama de casa, tambien me llovian "Para estudias" , "Tan lista.. que desperdicio", etc etc. Pero quien dice que no es ventaja estar "educada" para una mejor familia? para criar mas derecho a los lepes?. En fin... ojala que pronto la economia mejore y puedas disfrutar de tu casita, tu adonis, y tu bebe a tus anchas. Gracias a Dios me dio un muy buen proveedor y no necesito trabajar si no quiero. Ya que lleguen lso babies, vas aver :P
P.S. No em has dicho cuando nace!!!

Ministry of Silly Walks dijo...

Ya las quiero ver cuando tengan chamacos a ver si quieren estar todo el día en sus casas!

Ministry of Silly Walks dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
la flaca dijo...

Pinsshi Rana pata de perro, bien que te largaste de paseo, jeje.
Güendi, no puedo comentar en tu último post, definitivamente blogger anda hoy contra ti.

la flaca dijo...

Pinsshi Rana pata de perro, bien que te largaste de paseo, jeje.
Güendi, no puedo comentar en tu último post, definitivamente blogger anda hoy contra ti.

la flaca dijo...

Pinsshi Rana pata de perro, bien que te largaste de paseo, jeje.
Güendi, no puedo comentar en tu último post, definitivamente blogger anda hoy contra ti.